Revista Proyexión Guaymas: Policías y bomberos salvan la vida de dos ancianas

Policías y bomberos salvan la vida de dos ancianas

jueves, marzo 31, 2016

GUAYMAS.- De nueva cuenta el binomio policía y bombero permitió salvar la vida de dos personas de la tercera edad, una nonagenaria y la otra con problemas de esquizofrenia, esta última trató de incendiar la vivienda quemando papeles, lo que ocasionó mucho humo, el cual provocó una aguda intoxicación a una de ellas.

Así lo dio a conocer el licenciado Humberto González Cano, titular de Seguridad Pública Municipal, quien agregó que lo anterior ocurrió a las 18:00 horas del martes, en el domicilio marcado con el número 482, de la avenida 13, entre las calles 11 y 12, del primer cuadro de la ciudad.

Hasta ese sitio llegaron los policías de proximidad social a bordo de la patrulla P-155 al mando del oficial Daniel Fourcade.

En ese lugar fueron rescatadas Esthela López Valenzuela, de 93 años de edad, así como Yolanda Partida Corella, de 65 años, quien resultó severamente intoxicada al inhalar el monóxido de carbono.

Por lo anterior dicha persona fue auxiliada por elementos del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de esta ciudad, quienes a bordo de la ambulancia 06, a cargo de Manuel Arámbula, quienes la trasladaron al Hospital General de esta ciudad, donde quedó internada bajo observación médica.

En tanto que la bombera número 21, a cargo del capitán Alberto Árciga lograron controlar el fuego que había en el interior del citado domicilio.

González Cano detalló que fue a través de una llamada telefónica que realizó la señora Alma Moreno Razcón como se enteraron que salía mucho humo por las ventanas de la vivienda donde se encontraban dos personas de la tercera edad.

Al llegar a los uniformados dialogaron con Partida Corella, quien padece de problemas de esquizofrenia, y quien provocaba el humo a quemar varios papeles y se negó abrir la puerta.

Fue necesaria la intervención de la propietaria del inmueble Esthela López, quien autorizó que se violentara la chapa de la puerta principal, lo cual permitió sacar del lugar a las dos féminas.

De lo anterior también se notificó a la Sub procuraduría de la Defensa del Menor y familia, para que se hicieran cargo de estas dos mujeres, toda vez que no tienen familiares, ni otro lugar donde vivir.