Revista Proyexión Guaymas: Porqué temen tanto a "La China" sicaria detenida en La Paz

Porqué temen tanto a "La China" sicaria detenida en La Paz

miércoles, septiembre 23, 2015

Autoridades detuvieron a Melissa Margarita Calderón Ojeda, alias 'La China', jefa de una de las organizaciones criminales que desataron una escalofriante ola de violencia.

El arresto de 'La China' tuvo lugar el pasado sábado cuando la mujer trataba de abandonar el estado de Baja California desde el aeródromo de la ciudad de Cabo San Lucas, informa el periódico 'Zócalo'. La sicaria era una de las delincuentes más buscadas por las fuerzas estatales, federales y militares de México, debido a su participación en la narcoguerra entre varias organizaciones criminales en la ciudad de La Paz.
La mujer de 30 años fue jefa de las Fuerzas Especiales de 'Los Dámaso', del Cártel de Sinaloa, liderado a su vez por Joaquín 'El Chapo' Guzmán, quien escapó en julio de una prisión federal de máxima seguridad. Sin embargo, anteriormente se reveló que Calderón Ojeda formó su propio grupo criminal por las disputas con los altos mandos de 'Los Dámaso'.

La joven de 30 años de edad se convirtió en la mujer más poderosa dentro del cártel, señalan algunos medios. Era un “monstruo maníaco” que compraba a la Policía, secuestraba a sus enemigos y arrojaba las partes de sus cuerpos desmembrados en las puertas de los hogares donde habitaban sus familias, según narró a la Policía Federal, su novio y segundo al mando, Pedro “El Chino” Gómez.

A la sicaria se la acusa de por lo menos un homicidio realizado contra un hombre de 55 años. Sin embargo, la ola de violencia desatada por las organizaciones criminales de las que formaba parte 'La China' en la ciudad de La Paz, se ha cobrado la vida de más de 170 personas.

El diario británico Daily Mail hizo el recuento de cómo fue el ascenso y la caída de “La China”, y según sus fuentes, tenía horrorizados a los propios miembros de su cártel, por el “monstruo” en que se había convertido.

De acuerdo con el medio extranjero, fue el propio “Chino”, su ex pareja sentimental, el que negoció información con las autoridades sobre dónde se encontraba su novia, e incluyó la ubicación de los “cementerios secretos” de “La China”, todo a cambio de una sentencia reducida.