Revista Proyexión Guaymas: Identifican a Uno de los Sepultados en Fosas Clandestinas

Identifican a Uno de los Sepultados en Fosas Clandestinas

sábado, febrero 28, 2015

Desapareció el Ocho de Diciembre en Empalme

Alfonso CAMPOS-RUBIO

Guaymas.- Como quien en vida llevara el nombre de José Luis Betancourt Valenzuela, de 31 años, oriundo de Empalme, reportado como desaparecido desde el pasado ocho de diciembre de la colonia Libertad, en la rielera población, fueron identificados los restos de uno de los cadáveres encontrados en fosas clandestinas por la región de San Carlos, informó la PEIS.

El portavoz de la Policía Estatal Investigadora de Sonora agregó que los cuerpos fueron encontrados en la zona del Cañón del Nacapule, a unos 2.5 kilómetros al norte de San Carlos, por donde al caminar una persona encontró los restos a “flor de tierra” y reportó el hallazgo alrededor de las once de la mañana del pasado jueves.

Mientras que del restos de los cadáveres hasta el momento se tenía la identificación, sospechándose que pudieran tratarse de otras personas desaparecidas violentamente desde el año pasado de la vecina población, por lo que no descartaban pudieran estar involucrados la pareja que asesinó y enterró a una fémina en el patio de una vivienda, por cuyo motivo se encuentran internados en el Cereso de San Germán, añadió.

Riña de “Trampitas” Arroja Dos Lesionados Graves: Testigos Linchan a Uno

EMPALME.- Gravemente lesionados resultaron Alfredo Pérez Chica y Alfredo Inés Calderón, de 48 y 42 años, ambos trashumantes y “trampitas” del Ferrocarril Mexicano, luego de que tras enfrascarse en una discusión empezaron un intercambio de manotazos y patadas, informó la Policía Estatal Investigadora de Sonora.

Lo anterior, indicó el vocero de la PEIS, se registró alrededor de las 12:30 horas del pasado jueves en las calles Reforma, entre Revolución e Ignacio Zaragoza, colonia Moderna.

Donde luego de una breve moquetiza Inés Calderón sacó una navaja de entre sus ropas, encajándosela en el cuello a Pérez Chica, quien cayó al suelo asfixiándose con su propia sangre.

Por lo que al ver dicha acción otros “trampitas” que ahí se encontraban golpearon tumultuariamente a Alfredo Inés Calderón, provocándole traumatismo encefálico severo y una herida punzocortante con su misma arma, por cuyo motivo se les trasladó en ambulancia de la Cruz Roja Mexicana al hospital básico Semeson de Guaymas.