Revista Proyexión Guaymas: El día que Guaymas se convirtió en Guaymenos

El día que Guaymas se convirtió en Guaymenos

domingo, mayo 04, 2014

Por Osiel Cruz.- En los últimos siete años el puerto de Guaymas, Sonora, ha sido el de mayor crecimiento en el movimiento de carga por volumen. Sus tasas de doble dígito que se dieron, incluso durante los años de crisis económica, lo llevaron a saltar en ingresos económicos del lugar 14 entre las Administraciones Portuarias Integrales (APIS), a la posición 5, sólo detrás de los cuatro grandes (Veracruz, Manzanillo, Lázaro Cárdenas y Altamira).

La razón de este auge fue la buena promoción de sus servicios que se hizo en los estados de Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado y Utah, Estados Unidos, entre otros, donde diversas compañías mineras observaron y probaron un puerto eficiente, con capacidad y más económico en su operación que los limitados puertos pluviales estadounidenses en los que operaban para hacer sus exportaciones a China.

Las economías de escala que han podido manejar en el puerto sonorense les permitió mejorar los costos logísticos en la exportación de sus comodities minerales. Ese crecimiento llevó a Guaymas a operar cerca de su límite de capacidad, y la demanda de muelles y espacios obligó a pensar en la necesaria ampliación. El mismo Presidente Enrique Peña Nieto, hizo de este proyecto un compromiso en su campaña.

El propio coordinador de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría (Ministerio) de Comunicaciones y Transportes (SCT), Guillermo Ruiz de Teresa, anunció el 24 de abril de 2013 una inversión récord de 3 mil 386 millones de pesos en este sexenio para ampliar el puerto sonorense.

Y al presentarse el año pasado el Plan Nacional de Infraestructura 2013-2018, al puerto de Guaymas se le asignó una inversión de 7 mil 245 millones de pesos para responder a la demanda de servicios que tiene, y en cumplimiento del compromiso presidencial de ampliar su infraestructura.

Pero ahora que se ha presentado el Programa Nacional de Infraestructura, el puerto de Guaymas ya no aparece con la inversión récord anunciada el año pasado y comprometida, sino sólo con 436 millones de pesos para el sexenio. ¿Dónde quedaron los restantes 6 mil 800 millones de pesos?

Es posible que en el puerto de Mazatlán, en donde las inversiones para su modernización, en sentido contrario a lo que sucedió con Guaymas, dieron un salto cuántico muy grande al pasar de 600 millones a 10 mil 667 millones de pesos, lo cual lo coloca como el tercer puerto con mayor inversión después de Veracruz y Altamira que serán ampliados.

La tasa de crecimiento de Mazatlán en los últimos años no ha sido una historia similar a Guaymas. En los años buenos crece a tasas de un dígito. Los proyectos de dragado para ampliar la escala de cruceros que recibe se presupuestó en el orden de 300 millones de pesos, y otras obras para iniciar el desarrollo de la margen sur del puerto en otra cantidad similar, es decir, alrededor de 600 millones de pesos en total.

Con las nuevas inversiones anunciadas, queda claro que hay proyectos en Mazatlán de los cuales aún no nos hemos enterado. Guaymas y su ampliación mayor tendrá que esperar otros tiempos.