Revista Proyexión Guaymas: Dispara contra hermanos por pedirle que manejara con precaución: Un muerto y un herido

Dispara contra hermanos por pedirle que manejara con precaución: Un muerto y un herido

martes, junio 07, 2011

ALAMOS.- Tras de que los hermanos Manuel Edgardo y José Marcial Villegas Valenzuela, de 18 y 25 años, pidieran a un sujeto que manejara con precaución, ya que al dar vueltas “bomberas” estuvo a punto de arrollar al progenitor de ambos, les contestó disparándoles con una pistola, cuyos proyectiles provocaron le defunción del primero y lesiones en la cara del segundo, se informó en la PEIS.

Lo anterior, indicó el vocero de la corporación estatal se registró alrededor de las nueve de la noche del pasado domingo en el centro de población ejidal Cerro Colorado, a donde llegó el sujeto, cuyo nombre no fue revelado, a bordo de un “pick-up”, azul, acompañado de otro sujeto, para suscitarse los hechos inmediatamente después.

Rápidamente ambos jóvenes fueron llevados al hospital básico Semeson de Alamos, a donde el más pequeño llegó ya sin vida, a causa de una herida producida por proyectil de arma de fuego en la barbilla, mientras que José Marcial fue trasladado a nosocomio similar de Navojoa donde fue atendido de lesión en el lado externo del ojo derecho, con orificios de entrada y salida, la cual tarda más de 15 días en sanar, sin que se lograra detención alguna.


SE HACE “HARAKIRI” TRAS DISCUTIR CON LA ESPOSA

Sintiéndose un guerrero “samurái”, tras reñir con su esposa por problemas conyugales, el señor José Arturo Medina Ramos, de 35 años, tomó un cuchillo de la cocina, para enseguida practicarse el “harakiri” o “seppuku”, provocándose una herida de siete centímetros de profundidad en el abdomen, en hechos ocurridos a las seis de la tarde del domingo pasado en el interior de la vivienda ubicada por las calles Pitiquito y Kino Viejo, número trece, colonia Villa Colonial, de donde enseguida se le trasladó al hospital del IMSS, en cuyo nosocomio dijo que había realizado lo anterior para asustar a su compañera sentimental, “pasándosele la mano”.