Revista Proyexión Guaymas: Acusa CEDH actos negligentes del personal médico del IMSS Guaymas

Acusa CEDH actos negligentes del personal médico del IMSS Guaymas

domingo, febrero 06, 2011

Guaymas, Son.- Una vez más, los actos negligentes del personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, ponen en riesgo de perder la vida de una niña de 4 años de edad, a quien le fue suministrada una vacuna que le produjo parálisis en sus piernas, y empieza a perder la vista.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Lic. Raúl Arturo Ramírez Ramírez, informó que la queja presentada en la Oficina Regional de esta ciudad, por la señora Alma Gabriela Villegas Bojórquez, madre de la menor Yulissa Guadalupe, con número de expediente CEDH/III/33/01/1445/2010, revela por enésima vez otro acto violatorio contra derechohabientes del Instituto.

“Una vez más somos testigos de actos violatorios a los derechos humanos de los pacientes del IMSS a quienes con toda impunidad se les denigra su condición de persona al realizarles prácticas médicas fuera de todo procedimiento y que pone en riesgo la vida de la niña Yulissa Guadalupe, de apenas 4 años de edad”, lamentó.
Describió que el Visitador a cargo de la Oficina Regional de Derechos Humanos en Guaymas, Lic. Marco Antonio Ahumada, detalló que el personal médico del IMSS aplicó a la menor la vacuna H1N1 y diez días después, sufre de altas temperaturas y así comienza su viacrucis de entrar y salir del hospital del IMSS sin ninguna respuesta y ganando puros malos tratos.

“Durante meses a la fecha de ser una niña de 4 años normal, como cualquiera, empieza a perder el equilibrio yéndose de lado; después presenta síntomas como la pérdida de fuerza en su pierna izquierda y después, con el tiempo perdió la movilidad en sus dos piernas y para hoy empieza a perder la vista”, puntualizó.

Durante estos meses, explica, los doctores la turnan a la clínica de Ciudad Obregón donde el especialista de mala gana que la atendió “le dice que a consecuencia de la vacuna así quedará y que ya está desahuciada, no ocupa otro estudio solo terapia física ya que no continuará agravándose su situación y eso es una mentira ya que la menor ha ido perdiendo más funciones ya que no puede levantar las manos y está perdiendo la vista”.

Por tal motivo, la CEDH de Guaymas al ver que no se puede estar de manos cruzadas, se abocó para hablar con el Voluntariado del Hospital CIMA de la ciudad de Hermosillo, donde a través de su gestión, consiguió la realización de un estudio que asciende a más de 5 mil pesos para medir los impulsos eléctricos del cuerpo para poder determinar qué tipo de padecimiento está sufriendo la menor.

El pasado miércoles, el Dr. Vinicio Corona conoció del caso de la menor el cual determina que este estudio es necesario, pero debido a la condición crónica de la menor tuvo que reagendar el estudio ya que es necesario sedar a la menor para poder realizarlo correctamente.

Por su parte, el Lic. Ahumada expuso que el costo del estudio ya fue cubierto por el Voluntariado del CIMA lo que se está viendo es como se podrá cubrir con el costo del quirófano y el anestesiólogo, así como los medicamentos para realizar el procedimiento.

La CEDH Guaymas se ha encargado de estar pendiente de la situación, así como del traslado de la menor y su madre, como también su tía quien está en espera de ver cuánto es el costo del resto por aparte el quirófano, medicamentos y anestesiólogo.