Revista Proyexión Guaymas: Negligencia en el incendio de almacen de COPPEL

Negligencia en el incendio de almacen de COPPEL

viernes, noviembre 12, 2010


"¡Ayúdame Mauricio, sácame de aquí!"...
Claudia Janeth, una de las víctimas mortales del siniestro pidió auxilio por teléfono a un amigo suyo


Culiacán, Sin.- La noche del martes una llamada acabó con la tranquilidad de Luis Mauricio Berrios. Su mejor amiga, a quien conoce desde hace 10 años, le pedía auxilio a gritos. La escuchaba desesperada y sólo lograba entender que debía llamar a los Bomberos.
Eran cerca de las 21:30 horas cuando el hombre, de oficio policía, contestaba la llamada telefónica de Claudia Janeth Bernal Delgado, quien en ese momento se encontraba en la tienda Coppel Hidalgo, realizando un inventario.
"Me decía que había mucho humo. Se está quemando la tienda... envía a los bomberos, me decía. Yo le contestaba que quebrara un cristal. Es que no veo, todo está lleno de humo", repetía.
Mauricio calcula que esa llamada duró cerca de un minuto. Colgó para buscar ayuda en el Servicio de Emergencias. Minutos después llamó nuevamente a su amiga, a quien escuchaba aún más desesperada.
"En la segunda llamada ella casi no podía hablar. Tosía mucho, su voz era más baja y se escuchaba mucho ruido. Insistía en que llamara a los bomberos, a una patrulla, a quien sea, porque no tenía cómo salir de la tienda. '¡Ayúdame Mauricio, sácame de aquí!', me decía.
"Yo le dije que iría para allá, que se tranquilizara y buscara la forma de salir. Después ya no dijo nada y se cortó la llamada. Insistí varias veces y se escuchaba mucha distorsión. Fui por la mamá de Claudia y llegamos al lugar. En el trayecto le marqué de nuevo. Así pasó una hora y media hasta que su teléfono dejó de funcionar", relató.
Mauricio aseguró que constantemente Claudia mostraba su preocupación por las condiciones en las que laboraba, ya que en caso de emergencias no podría salir de la tienda.
"Siempre me dijo que nunca le dejaban llaves. Que sólo el gerente podía abrir las puertas y nadie más. A veces yo quería llevarle cena o un café, pero decía que ella y sus compañeras siempre estaban encerradas", contó.
Claudia Janeth Bernal Delgado, de 25 años, es una de las seis mujeres que perdieron la vida en el incendio ocurrido la noche del martes en la tienda Coppel Hidalgo.
Era su tercer día de trabajo, tras haber permanecido en incapacidad laboral por 45 días, debido al nacimiento de su segundo hijo, a quien llamó Sebastián.

DATOS
Claudia Janeth Bernal Delgado trabajó durante tres años en la empresa Coppel.
Tenía dos hijos: Sebastián, de 45 días de nacido, y Daniel, de 4 años.
Tres días tenía de haber regresado al trabajo, luego de una incapacidad laboral.
25 años de edad tenía la joven.


"Siempre me dijo que nunca le dejaban llaves. Que sólo el gerente podía abrir las puertas y nadie más. A veces yo quería llevarle cena o un café, pero decía que ella y sus compañeras siempre estaban encerradas".

Luis Mauricio Berrios
Amigo de Claudia Janeth Bernal Delgado

Incendio sin
precedente:
Shinagawa

El comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Culiacán, Adán Shinagawa, aseguró que lo sucedido entre la noche del martes y la mañana de ayer en la tienda Coppel de la calle Hidalgo no tiene precedente.
Además, por las condiciones del edificio y las puertas cerradas, fue sumamente difícil.
"Fue una tarea muy difícil", dijo. "Estuvimos batallando por las características del edificio".
Cuando Shinagawa fue entrevistado, los Bomberos, apoyados por elementos de unidades como El Vallado, 6 de Enero, Guamúchil y Navolato, además de otras dependencias como Protección Civil, sumaban ya 19 horas de labor.
"Por la cantidad de muertos, esto es algo que no tiene precedentes", afirmó.