Revista Proyexión Guaymas: Sigue Siendo la Obesidad Infantil un Problema en Sonora

Sigue Siendo la Obesidad Infantil un Problema en Sonora

domingo, diciembre 23, 2007


Proyexión.- Hermosillo, Sonora, Diciembre 23 de 2007.- La Clínica de Obesidad Infantil y Nutrición del Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES) de la Secretaría de Salud Pública (SSP,) atendió mil niños sonorenses del 2006 a la fecha, con problemas de sobrepeso y obesidad.

En conferencia de prensa, el Director de la Clínica, Jaime Hurtado Valenzuela, indicó que este es un problema de salud pública en la entidad, ya que 3 de cada 10 infantes tiene esta deficiencia nutricional, situación que en la edad adulta se traduce en problemas de diabetes, hipertensión y riesgos de accidentes vasculares como infartos al corazón.
La Clínica de Obesidad Infantil y Nutrición, fue creada con el objetivo de atender a los niños con obesidad mórbida en Sonora, a través de la detección oportuna, la educación en alimentación saludable, el control de peso y ejercicio, además de evitar posibles complicaciones a temprana edad.
La obesidad, se debe resolver desde la familia
Hur tado Valenzuela precisó que sólo en el 2007, el HIES recibió 600 de estos casos, lo cual consideró una cifra baja de pacientes atendidos debido a que los padres de familia no le dan la debida importancia a este fenómeno, pues estudios realizados por el nosocomio de 1983 al 2003, indican que tres de cada 10 menores de edad en Sonora tienen este problema.
Indicó que anteriormente, pediatras y padres de familia pensaban que el niño gordo era feliz, pero ante la elevada incidencia de casos registrada en los años ochentas, el HIES decidió cambiar esta visión en Sonora para evitar consecuencias en la salud de los niños al crecer.
No obstante de los esfuerzos por rescatarlos del problema, precisó que su atención se dificulta debido a que se requiere de un cambio en la cultura nutricional de la familia, donde los padres y hermanos deben participar con el ejemplo, consumiendo alimentos sanos, pero en ocasiones no están dispuestos a asumir estos cambios, retrasando la recuperación del peso ideal del niño.
Las causas de la obesidad no están especificadas, se considera que es dependiente de diversas circunstancias donde influye principalmente la alimentación familiar, la genética, el descenso de la lactancia materna y el ambiente escolar, por la falta de una cultura de la actividad física.
El funcionario aseguró como un dato curioso, que la primera señal de detección en la familia del problema lo realizan las abuelas, al notar que el infante está excedido de peso, pues las tallas de ropa no le queda o no corresponden a su edad, es hasta entonces cuando buscan ayuda profesional, detectando el problema en estado avanzado por parte de los servicios médicos.
Recomendó a los padres de familia ofrecer alimentos saludables que contengan pocas grasas como frutas, verduras y algunos granos, disminuir el consumo de harinas, carnes y grasas, y tratar de evitar las comidas rápidas como tacos, hamburguesas, pizzas, e incluso dulces, por los altos contenidos calóricos, y acudir a la Unidad de Salud más cercana para solicita r el semáforo de la alimentación y el plato del buen comer, guías sencillas de alimentación para las familias.