Revista Proyexión Guaymas: Todo un Exito la Cabalgata en Sahuaripa

Todo un Exito la Cabalgata en Sahuaripa

domingo, octubre 28, 2007


Proyexión.- Sahuaripa, Sonora, octubre 28 de 2007.- Esta comunidad de 8 mil habitantes tuvo un distinto despertar el día de ayer y no era para menos, estaba por iniciar la primera de dos intensas jornadas a lomo de caballo, Cabalgando por Sonora, en su edición “Remontando el Río Sahuaripa” y nadie quería perderse este singular espectáculo.
El golpeteo de las espuelas en el pavimento resonó en las primeras horas de la madrugada, los caballos inquietos, nerviosos eran aparejados en lugares estratégicos para la hora de salida.

La palabra más usada por los caballistas en la oscuridad de la madrugada fue sin duda el “!!!Quihubule, quihubule listooos!!!!”.

Pasadas las 6 de la mañana los corrales de la ganadera local despedían un agradable olor a café de talega y ni que decir de la tradicional cabeza que era servida diligentemente por un ejército de meseros.

Una gran manta portada por un grupo de vaqueros ubicada a un costado de los corrales llamaba la a tención y provocaba sonrisas, “si ni a ti las costillas rotas te bajaron del caballo, a nosotros ni las atentas invitaciones nos arrancan de tu lado”.

El Gobernador Eduardo Bours apareció a lomo del Calixto exactamente a las 7 de la mañana con cinco minutos provocando el entusiasmo de los jinetes que ya aguardaban la salida.

Se le veía sonriente y por momentos ansioso, con ganas de iniciar esta ya tradicional cabalgata y seguir acrecentando esta tradición sonorense.

Tras los buenos días a la columna inicial de jinetes, el Gobernador Eduardo Bours levantó el brazo derecho, agito su sombrero y lanzó su ya popular grito ¡fierroooo!, fierrooo Sahuaripa lo que provocó exclamaciones de jubilo y al momento inició el movimiento de cientos de jinetes con camisa roja.

En los corrales quedaron aún jinetes que mirando de reojo el paso de los caballos degustaban a las carreras el humeante plato de cabeza, tortillas calientitas, cebollita picada con cilantro no sin antes recibir la adve rtencia de los meseros, “¡tranquilos, tranquilos muchachos no tan rápido que les va a hacer daño, al cabo que tienen tiempo!”, consejo que por supuesto nadie siguió y emprendieron paso veloz rumbo a sus monturas.

La columna de jinetes tomo la calle Miguel Hidalgo y enfiló hacia la salida del pueblo donde se oficiaría una breve ceremonia para bendecir a los cientos de caballistas.

Salían los primeros rayos del sol, la temperatura templada, muy agradable apenas rebasaba los 14 grados aunque no evito que al menos algunos compañeros de prensa sacaran sus chamarras.

Cientos de sahuaripenses y gente de fuera se encontraban apostados a los lados de la calle, los saludos y gritos de aliento iban y venían sin cesar a los jinetes que no ocultaban sus rostros de satisfacción de vivir este momento.

Contagiado por este espíritu de alegría, el Gobernador Bours hizo gala de su habilidad y puso a bailar a Calixto demostrando que la fractura de costillas prácticamente ha quedado atrás.
“¡Mira nomás este chapo si que es bueno con el caballo, ve nomás como lo mueve mujer!” le dijo una señora del pueblo a una de sus vecinas que encantada miraba el paso de los equinos.

Y como en los pueblos se encuentra de todo, no faltó la señora con cara de recién levantada que gritó a los reporteros gráficos, “una foto, una foto para salir bien bonita en la tele”.

Ni que decir de otra señora entrada en años que sin reparo alguno gritaba a todo pulmón a los caballistas que llevaban de la brida al animal “súbanse, súbanse ya al caballo al caballo”.

En su recorrido por la calle Miguel Hidalgo, el Gobernador Bours agitaba las manos en señal de saludo y como los tiempos traen tiempos vaya que salieron cámaras de video y foto para capturar el momento.

A las 7:25 el contingente llegó al lugar de la misa, ahí el diacono Jorge Núñez ofreció una misa a los participantes y les recordó el por que estaban en esta cabalgata.

Sombreros al pecho los jinetes encabezados por el Go bernador Eduardo Bours y su esposa Lourdes Laborín escucharon atentos el mensaje del diacono y los propósitos de estas cabalgatas así como la importancia de respetarnos y preservar la unidad.

“El cabalgar juntos fomenta en nosotros el deseo de unidad y la alegría de vivir como hermanos y que cuando lleguen a cada pueblo aporten algo a los que viven ahí, a saber el ejemplo de nuestra fe, la esperanza y caridad para que todos nos edifiquemos mutuamente”, dijo el diacono Jorge Núñez.

A las 7:30 horas inició el recorrido a la salida del pueblo, les esperaban más de 7 horas de recorrido en una distancia de 38 kilómetros.